Las Cuatro Nobles Verdades representan la esencia de las enseñanzas del Buda, el núcleo del budismo. Estas verdades espirituales son la verdad del origen del sufrimiento, la verdad del fin del sufrimiento y la verdad del camino que conduce al fin del sufrimiento. Fueron estas cuatro leyes las que el Buda llegó a comprender durante su meditación bajo el árbol Bodhi.

Después de su despertar, el Buda dio un sermón en el parque de los ciervos en Benarés llamado las Cuatro Nobles Verdades. Estas verdades contienen todo el Dharma porque todas las enseñanzas del Buda están conectadas a estas verdades. Estableció sus enseñanzas en un lenguaje fácilmente comprensible para que el hombre y la mujer comunes pudieran entenderlo

Las Cuatro Nobles Verdades proporcionan una explicación exhaustiva del sufrimiento humano, así como un método, un camino que conduce a la felicidad, la paz interior y la compasión.

El Buda a menudo se compara con un médico. En las dos primeras Verdades, diagnosticó la enfermedad (sufrimiento) y reconoció su causa (apego). La tercera Verdad es la comprensión de que hay un remedio, una cura para ese sufrimiento. En la cuarta Noble Verdad, el Buda nos da la receta, el antídoto para aliviar el sufrimiento. Ese remedio es el octavo camino.

Aunque el budismo ahora está dividido en varias escuelas, las Cuatro Nobles Verdades proclamadas por Buda hace más de dos mil quinientos años permanecen presentes en cada escuela. El budismo Theravada puso mucho énfasis en él, mientras que las escuelas Mahayana tienden a centrarse más en la comprensión.

Las enseñanzas del Buda sobre las cuatro nobles verdades quedaron sin explicación, y seamos honestos, pueden ser bastante difíciles de entender.

Esa es exactamente la razón por la que he decidido escribir este artículo para explicarte, de una manera simple y fácil de entender, cuáles son las cuatro nobles verdades. Espero que esta descripción simplificada y bien explicada de las cuatro nobles verdades del Buda lo ayude a integrarlo en su vida.

Primera Noble Verdad – Vivir implica sufrimiento

La Primera Noble Verdad es engañosamente simple, pero muy profunda y lúcida. Por lo general, se traduce como «Toda la vida implica sufrimiento»o»Toda la vida es insatisfactoria».

Es probablemente la Primera Noble Verdad que lleva a muchos a creer que el budismo es una religión cínica o pesimista, especialmente para aquellos que nunca leen las partes que hablan sobre la causa y el antídoto contra el sufrimiento.

La Primera Noble Verdad es una comprensión clara y obvia de que toda la vida contiene sufrimiento en varios niveles. La palabra original utilizada por el Buda era Dukkha, y puede traducirse como «sufrimiento», «dolor», «insatisfacción», «estrés»o»ansiedad».

Por supuesto, Dukkha incluye las formas obvias de sufrimiento físico como dolor, lesiones y enfermedades, como golpearse la puntera en la mesa de la sala de estar, tener dolor de cabeza, romperse un hueso o soportar el dolor insoportable de una enfermedad crónica o terminal.

Dukkha también incluye un largo rango de inquietud e incomodidad emocional y mental, como tener una disputa con su pareja, sentirse frustrado, inadecuado, estar decepcionado con respecto a su trabajo, doler, experimentar depresión o estar enojado y molesto, etc

El sufrimiento también es una característica de la tensión en la mente, como el estrés, la ansiedad, la inquietud, la preocupación, la inquietud, el sentimiento de tristeza, el aburrimiento, etc

Segunda verdad noble: el origen del sufrimiento es el apego

Después de que el Buda se dio cuenta de que el sufrimiento es una parte integral de la vida, reconoció que no podría haber fin al sufrimiento a menos que descubramos qué lo causa

En la segunda Noble Verdad, el Buda nos dice que la raíz de todo sufrimiento es el apego, y dijo que la causa fundamental del sufrimiento es «el apego al deseo de tener (rastrarse), el apego al deseo de no tener (aversión) y el apego a las opiniones ignorantes «.

Es importante señalar que el deseo no es el problema aquí, el deseo o los apegos sí lo son.

Tres apegos que causan sufrimiento

Estos tres estados mentales que nublan la mente se llaman Klesha en sánscrito. Se les conoce como los tres venenos en la tradición Mahayana, o como las tres raíces poco saludables en la tradición Theravada.

1- Antojo (Raga)

El antojo puede describirse como deseos intensos que las personas tienen para complacer sus sentidos, experimentar la vida y proteger su ego

Los antojos no son deseos simples, son mentalidades muy poderosas e inquietantes que deben entenderse más como sed o impulsos incontrolables.

Tres tipos de antojo:

En su primer sermón, Siddhartha Gautama, ahora el Buda, describió tres tipos de antojos: el anhelo por el placer sensual, el anhelo por convertirse y el anhelo por no convertirse.

  1. Los deseos sensuales son fáciles de reconocer, son apegos al sexo, la comida, los objetos, el entretenimiento, la comodidad, etc
  2. Anhelar convertirse es un apego al deseo de ser famoso o poderoso.
  3. Anhelar no convertirse es un apego al deseo de deshacerse de algo, sea lo que sea que sea algo.

2- Aversión (Dvesha)

Dvesha es una palabra sánseca que significa «aversión», «repulsión»u»odio», y es uno de los obstáculos que bloquean a un practicante para lograr el Despertar. Se puede definir como un miedo a ponerse en contacto con lo que no queremos o lo que no nos gusta.

Los síntomas de aversión pueden manifestarse como aversión y aversión, hasta enojo, hostilidad y deseo de dolor, daño o sufrimiento a alguien.

Con aversión, tendemos a resistir, negar, evitar y oponernos a emociones, eventos y personas desagradables que no nos gustan. Nuestro ego quiere que todo en nuestra vida sea agradable, fácil, cómodo y satisfactorio todo el tiempo.

Este estado mental perturbado solo fortalece nuestra percepción de dualidad y separación con el mundo, con la realidad. También nos encarcela en un círculo vicioso de experimentar continuamente conflictos y encontrar enemigos donde quiera que vayamos

3- Ignorancia

¿Qué es la ignorancia desde una perspectiva budista?? La verdadera ignorancia no tiene nada que ver con la educación de nivel de alguien, sino con la incapacidad de ver la verdadera naturaleza del yo y del mundo, para ver las cosas como realmente son, sin el filtro de la mente discriminatoria.

El Buda creía que hay numerosas verdades en el mundo que las personas desconocen o desinforman, debido a los límites de su comprensión y conocimiento.

Ahora, esto plantea una pregunta interesante, ¿por qué estamos tan apegados a los deseos?? Una vez más, la respuesta es sorprendentemente simple y despierta

¿Por qué estamos tan apegados a los deseos??

Desde una perspectiva budista, estamos teniendo todos esos deseos porque buscamos la felicidad. Sí, es así de simple.

Básicamente, todos queremos felicidad, esa es nuestra condición humana, pero el problema que ocurre con esa búsqueda de la felicidad es que la estamos buscando en el lugar equivocado.

Tratamos de encontrar la felicidad en dinero, consumo, alimentos, alcohol, drogas, sexo, etc. Creemos falsamente que finalmente lo encontraremos comiendo más pastel de chocolate, bebiendo más vino tinto, comprando el último iPhone, teniendo un aumento, al tener una casa más grande o al tener más sexo con más parejas.

¿Por qué el apego causa sufrimiento??

El apego es un deseo fuerte e incontrolable que causa sufrimiento porque roba nuestra paz interior, serenidad y libertad.

Al ser esclavos del deseo, nos volvemos complicados, perturbados, frustrados y enojados, lo que a cambio crea aún más sufrimiento. Como resultado, este sufrimiento recién creado nos hace participar aún más en este círculo vicioso de deseos y apego.

Obviamente, esto plantea otra pregunta, ¿cómo dejamos de sufrir??

Tercera Noble Verdad: el fin del sufrimiento es alcanzable

La Tercera Noble Verdad representa un punto crucial de las Cuatro Nobles Verdades. El Buda nos revela que hay una manera de terminar con el sufrimiento, y podemos darnos cuenta de esto en nuestra vida.

No solo la Tercera Noble Verdad nos da un propósito, sino que también nos invita a transformarnos, para finalmente liberarnos de nuestro sufrimiento e insatisfacción. En mi opinión, esta es la más importante de las Cuatro Nobles Verdades porque nos da la esperanza de que la paz interior, la libertad y la liberación sean posibles.

El Buda declaró que para poner fin al sufrimiento, debemos dejar de lado nuestro apego a nuestros deseos. Tenga en cuenta que no dije «dejar de lado sus deseos», dije, «dejar de lado nuestro apego a nuestros deseos», eso es muy diferente.

Deshacerse de los deseos por completo es imposible de todos modos. Incluso el Buda tenía deseos. Necesitamos deseos, sin él, aún viviríamos en cuevas con pieles de oso en la espalda.

Lo importante es no convertirse en esclavo de nuestros deseos. Esto puede sonar difícil y arduo de lograr, pero se puede hacer a través de una práctica constante y vigilante.

Cuando ya no estamos obsesionados con satisfacer nuestros propios deseos egoístas, descubrimos que nuestra mente se transforma, y la compasión y la amabilidad crecen en nosotros mismos.

Esta liberación del apego y el aferramiento liberan nuestra mente de los problemas y las preocupaciones. Este logro se llama Nirvana en sánscrito y Satori en japonés.

Ok, pero ¿cómo lo logramos?? ¿Cómo terminamos realmente con el sufrimiento??

Cuarta Noble Verdad – El Camino al Cese del Sufrimiento

La Noble Verdad final es la receta del Buda para el fin del sufrimiento. Este es un conjunto de principios llamado el octavo camino.

El octavo camino, también designado el camino del medio, es un camino de equilibrio, ya que enseña a evitar extremos, algo que el Buda había encontrado como un obstáculo en su búsqueda del despertar.

Los budistas a menudo describen las enseñanzas como una fórmula que se describe en pasos simples e incluye tratamiento físico y mental para librar a una persona de sufrimiento.

Seguir el Noble Eightfold Path es algo que experimentas, que practicas, no es una filosofía o algún tipo de conocimiento intelectual. Dicho esto, para aplicarlo correctamente en su vida, debe entenderse con precisión.

En el simbolismo budista, el Noble Eightfold Path está comúnmente representado por la rueda Dharma, y sus ocho radios representan los ocho componentes del Camino.

En el budismo, el octavo camino es una guía práctica que debe ser entendida, contemplada, pero antes que nada, practicada y aplicada a su vida.

El budismo nunca solicita la fe ciega de sus seguidores, así que aplica el octavo camino a tu vida. Te sorprenderá ver a dónde te llevará el autodescubrimiento y la serenidad resultantes

El octavo camino

El octavo camino es un conjunto práctico de enseñanzas que deben ser experimentadas y practicadas para lograr el despertar o el nirvana. Estos caminos son las enseñanzas fundamentales que los budistas observan y practican en su vida cotidiana.

Notarás que cada Camino comienza con la palabra «derecha». Trate de entenderlo como una característica de la acción o las mentes que nos aleja del sufrimiento en lugar de una representación del bien o del mal: no hay tales cosas en el budismo.

1- Comprensión correcta

Ver tu mente, cuerpo y el mundo como realmente son..

2- Intención correcta

Un compromiso para cultivar las actitudes correctas.

3- Discurso correcto

Hablando sinceramente, evitando calumnias, chismes, discursos ofensivos o abusivos.

4- Acción correcta

Abstenerse del crimen, el asesinato y la indulgencia excesiva en el placer sensual. Comportarse con paz y armonía.

5- Medios de vida correctos

Evitar ganarse la vida de maneras que causan sufrimiento a personas o animales, o intercambiar armas o intoxicantes.

6- Esfuerzo derecho

 Cultivar cualidades hábiles o saludables como la compasión, la amabilidad y la sabiduría, en lugar del deseo, la aversión y la ignorancia.

7- Atención plena

Desarrollar la conciencia del cuerpo, las sensaciones, los sentimientos y los estados mentales.

8- Concentración derecha

 Desarrollando el enfoque mental necesario para esta conciencia. Practicando meditación.

El octavo camino no debe verse como etapas, cada ruta es acumulativa y debe practicarse simultáneamente.

PD: Para obtener una explicación más detallada de la ruta de los ocho caminos, haga clic aquí.

Las cuatro nobles verdades y tú

Las personas se sienten atraídas por el budismo por una amplia variedad de razones, pero algunas de las razones más comunes incluyen el deseo de convertirse en una mejor persona, la necesidad de paz interior y el deseo de experimentar la verdadera felicidad.

Al comprender y practicar las Cuatro Nobles Verdades (el budismo es una práctica, no un sistema de creencias o filosofía), tendrás una mayor comprensión y conciencia de ti mismo y del mundo que te rodea

Esto se logra mediante introspección (mirando dentro de nosotros) hasta que encontremos la fuente de nuestro sufrimiento.

Al seguir las Cuatro Nobles Verdades y el Ochold Path, obtendrás una idea que te ayudará a ir más allá de la ilusión de separación y ver el mundo y otros seres bajo una luz diferente.

La práctica de la meditación y la atención plena, naturalmente, le permitirá experimentar completamente el momento presente y tratar eficazmente y distorsionando las emociones y percepciones. A través de la meditación, aprenderás a calmar la mente y, según la doctrina budista, esta tranquilidad interior es la fuente de la felicidad y la satisfacción.

Caminando por el camino

Al igual que todas las enseñanzas budistas, las Nobles Verdades y el Ochold Path solo funcionarán si eliges practicarlas en tu vida y asume toda la responsabilidad de seguir su camino

Solo usted puede recorrer el camino que conduce a una vida libre de insatisfacción y sufrimiento. Nadie, pero puedes lograr el Nirvana, no el Buda, no un Maestro Budista, sino TÚ y solamente tú.

Claudia

Hola, me llamo Claudia. No soy una famosa maestra zen, no tengo muchos discípulos, y ni siquiera soy sabia. Solo soy una simple maestra budista aquí para compartir con ustedes el Dharma de Buda, esperando que les traiga felicidad y paz interior. Disfruta tu visita en mi humilde sitio web.

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Aromize.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Aromize.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.